Adios al “Gancho” de Don Paco

Lamentamos profundamente la pérdida no sólo de un hermano salesiano, sino también de un buen profesor y una maravillosa persona. 

Don Paco ha acompañado a lo largo de su vida a un buen número de jóvenes. Y hasta hace bien poco seguía acompañando a nuestros hijos e hijas en su educación vital. 

Siempre nos quedará en el recuerdo su pasión por el baloncesto y su imborrable sonrisa salesiana. Con la confianza de que hoy estará en la mesa del señor, y aún así, con la tristeza de su pérdida, os mandamos un abrazo de corazón.

Hoy sí, su gancho llegará al cielo. DEP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *