Café con AMPA

La alegría salesiana como opción de vida

El pasado 13 de febrero celebramos el segundo “Café con AMPA” a través de una convocatoria virtual. En esta ocasión decidimos invitar a la asociación “Salesianos Cooperadores de Atocha” por considerar idóneo abordar contenidos relacionados con el carisma salesiano y haber celebrado en fechas próximas la festividad de nuestro San Juan Bosco.

Contamos con Carlos e Isabel como ponentes pero también tuvimos la presencia de otros compañeros de su comunidad como Félix y Oscar.

Entre todos compartimos un agradable momento donde nos trasladaron lo que ha supuesto para sus vidas como seglares haber hecho la promesa de ser cooperadores que en definitiva es continuar con el espíritu de Don Bosco dando la vida por los jóvenes y más necesitados. El compromiso que requiere propios objetivos que cada individuo se quiere poner de forma personal y también nos comentan que hasta llegar a ser cooperador, se ofrece un periodo formativo aunque según sus palabras, explicitaron “Dios no elige a los capacitados sino que capacita a quien elige”. Ellos consideran que es una manera tranquila de integrar la salesianidad en la vida cotidiana atendiendo a las personas necesitadas y viviendo el cristinanismo de manera activa.

Los cooperadores, explicaron, son como “salesianos externos” y son una red que se extiende a nivel internacional lo cual también les enriquece para intercambiar las realidades sociales de cada territorio.

También se distinguen por una práctica de la oración y el estudio de las encíclicas y tienen una visión social de la iglesia asumiendo también, que hay que practicar la humildad a nivel económico.

El objetivo último de un/a cooperador/a es cambiar la sociedad desde dentro que asumimos en el debate posterior, era una manera de traer el Reino de Dios a la tierra.

En Atocha hay mucha diversidad de edades y se distribuyen por grupos según etapas vitales porque lógicamente las preocupaciones y realidades son distintas y las inquietudes.

Para la formación cuentan con guías que en numerosos casos son sacerdotes. Cada 3 años se renuevan y dinamizan la agenda y la propuesta de cada provincia.

Un proyecto de vida apostólica del que podemos estar orgullosos como comunidad y que acompaña a nuestro colegio en el ámbito religioso.

CELEBRADO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *